Noticias
animado

Dana Feminovà, portavoz de la organización Mundo sin Guerras y sin Violencia para la República Checa, ha llamdo la atención sobre la creciente militarización de la sociedad que se está produciendo en los países del Este de Europa, al tiempo que recordaba cómo la movilización de la población consiguió en 2009 paralizar el proyecto estadounidense de colocar un radar antimisiles en suelo checo.


Lo ha hecho durante el Global Media Forum que ha tenido lugar recientemente en Bonn (Alemania) y dentro del panel organizado por esta agencia de noticias Pressenza sobre La industria de las armas y la ética. Reproducimos su ponencia.

Quisiera dar las gracias a los organizadores de este foro y a Pressenza, por invitarnos a este taller.

Al igual que la organización humanista Mundo sin Guerras y sin Violencia, nosotros hemos estado comprometidos desde hace décadas con la lucha no violenta, y en base a nuestra experiencia hemos llegado a algunas conclusiones que nos sentimos en la necesidad de compartir y hacer públicas. Para ello, abriremos una ventana a lo que ha venido sucediendo en los últimos años en la República Checa y, en general, en Europa del Este.

En primer lugar, vamos a hablar de la lucha que tuvo lugar en la República Checa entre 2006-2009 contra la instalación de una base militar de Estados Unidos.

Y como segundo punto, vamos a ver algunos de los fenómenos que nos hacen hablar de una militarización que tiene lugar en nuestra sociedad.

La experiencia de la protesta contra la base radar militar de Estados Unidos en la República Checa 2006 – 2009

Gracias a los acuerdos entre Gorbachov y Reagan en la década de 1980, el gobierno de Estados Unidos abandonó formalmente el proyecto denominado Defensa Estratégica, pero en 2002 el gobierno de Bush se retiró unilateralmente del tratado ABM de misiles balísticos y se reinició el antiguo proyecto. Comenzaron las negociaciones secretas con los gobiernos checo y polaco para construir una base de misiles en Polonia y una base de radar en la República Checa.

En el año 2006 comenzó una larga protesta popular de tres años en la República Checa. Los promotores eran tres organizaciones, a la que pronto se unieron otros treinta, dando origen al movimiento “Ne Základná” – “No a las Bases”.

En mayo de 2007 ocurrieron muchas cosas y el tema comenzó a aparecer en los medios de comunicación. Según las encuestas, el 70% de la población estaba en contra de la base militar. La protesta fue apoyada por el Partido Socialdemócrata y el Partido Comunista, que estaban en oposición en el Parlamento. El gobierno reaccionó organizando una campaña enorme y costosa en favor del radar. La construcción de la base militar fue presentada como una necesidad para proteger al país tanto de Irán como de terroristas, razones completamente insostenibles. Esta campaña gubernamental fue un gran fracaso: cuanto más insistían, la opinión pública se volvió más contra ella. A pesar de los intentos de manipulación por parte del gobierno para comprar su consentimiento, los alcaldes de la región en la que iba a instalarse la base radar, intensificaron las protestas del movimiento “No a las Bases”.

La protesta también se extendió más allá de las fronteras nacionales con la campaña “Europa por la paz”. La iniciativa fue apoyada por varias organizaciones de paz y no violencia de todo el mundo y por personajes famosos como Gorbachov, Chomsky, y el alcalde de Hiroshima, Tadatoshi Akiba, por nombrar solo unos pocos.

Sin embargo, el gobierno siguió ignorando la voz del pueblo. En mayo de 2008, dos miembros del Partido Humanista, Jan Tamas y Jan Bednar, se declararon en huelga de hambre durante 21 días, pidiendo un referéndum. Por último, incluso aquellos que hasta entonces habían tenido miedo de expresar su opinión, se pusieron de pie. Intelectuales, políticos, artistas, científicos, celebridades del mundo del espectáculo y el deporte, y ex disidentes del régimen comunista se unieron a una cadena de huelga de hambre a partir de junio de 2008 hasta marzo de 2009. Los diferentes sectores de la sociedad estaban involucrados. En esos momentos, los políticos y los medios que apoyaban cambiaron su actitud, dejando de dar espacio a la protesta y comenzando una verdadera campaña de denigración y mentiras. Los temas más comunes fueron que el movimiento fue promovido por organizaciones islamistas y financiado por Rusia.

Después de un momento de desaliento, las protestas continuaron y se extendieron por toda Europa, incluyendo reuniones con los eurodiputados en el Parlamento Europeo en Bruselas y en Estrasburgo. En esta candente atmósfera, las contradicciones dentro de la mayoría gobernante estallaron en la República Checa, y en mayo de 2009, todo ello llevó a la caída del gobierno y, por lo tanto, no era posible ratificar el tratado con los EE.UU. En septiembre, Obama abandonó el proyecto.

Fue una gran victoria para la democracia.

Desde el punto de vista de los medios de comunicación, podemos observar que:

1 – Los medios de comunicación nacionales dieron algo de espacio al tema. Sin duda, el hecho de que el partido socialdemócrata estaba en la oposición y tenía interés en el fortalecimiento de la protesta contra el gobierno, fue decisivo. Cuando este interés desapareció no hubo más espacio para este problema en los medios.

2 – En Europa y el resto del mundo, la historia fue casi ignorada, aunque la cuestión no era solo de la política interna de la República Checa, sino que era algo mucho más grande: la reanudación de las tensiones entre los EE.UU. y Rusia, una nueva y peligrosa carrera de armas, y de lucha de un pueblo por la democracia y contra la militarización forzada. Hemos observado que, en general, en los medios de comunicación internacionales existe una clara intención de no dar importancia al tema. Incluso los periódicos que, por lo general eran sensibles a las protestas contra el militarismo de Estados Unidos, no siguieron estos acontecimientos con interés. Por supuesto, hubo excepciones, como algunos pequeños medios de comunicación libres: Rusia Hoy en Día, TV art… ¡Pero el hecho de que los planes para una “Guerra de las Estrellas” de Estados Unidos fuera cambiada debido a las protestas de la gente de un país tan pequeño, seguramente no es la información que a ningún grupo financiero le gustaría apoyar y difundir!

Militarización de la sociedad en Europa del Este

En el último año hemos observado un aumento de la actividad del ejército de Estados Unidos en Europa del Este, que va de la mano con una fuerte campaña en los medios de comunicación que retrata el ejército de Estados Unidos como los protectores y salvadores contra la gran amenaza de Rusia, que está detrás de todos los males del mundo y con una política muy agresiva tratando de recuperar el poder sobre todos los países de Europa del Este. Se nos dice que tenemos una elección: los EE.UU. y la OTAN, lo que significa Occidente o Rusia en el Este.

Vamos a tratar de explicar brevemente algunas situaciones que nos puedan ayudar a tener una idea general de lo que está sucediendo.

Convoyes del ejército de Estados Unidos con banderas norteamericanas viajando a través de Europa del Este

El hito en este sentido en la República Checa fue el llamado “Dragón Ride”, en marzo de 2015: un ejercicio militar del Ejército de Estados Unidos que consistía en el transporte de equipos militares y de personal de los Estados del Báltico a través de Polonia y la República Checa, hacia Alemania. Este ejercicio incluía vehículos militares Stryker que, por lo general, son transportados por ferrocarril, pero la decisión de llevarlos a Alemania por carretera estaba destinada a demostrar el compromiso estadounidense en la región. Esta demostración se hizo muy cerca de los setenta años de la liberación de las regiones del este de Europa del nazismo y el final de la Segunda Guerra Mundial. ¡Así que el convoy de soldados con banderas de Estados Unidos y saludando a la población en su camino a través de los países, podría también interpretarse como un intento de reescribir la historia y presentarse como los verdaderos salvadores!

¿Se imaginan un convoy de este tipo con banderas de Estados Unidos pasando a través de Italia, Francia o Alemania?

En septiembre de 2015, otra operación, llamada «Danubio Ride”, ocurrió en conexión con los ejercicios de la OTAN en Hungría. En mayo del año 2016, se dio una situación muy similar llamada “Sabre strike” (Ataque de Sable) – ejercicio internacional que el ejército de Estados Unidos Europa (USAREUR) celebra anualmente desde 2010: 3 días de ejercicios de los ejércitos de los EE.UU. y de la República Checa, también organizando actividades para el público, mostrando a la gente el equipo del ejército y poniendo armas en manos de los niños…

Observen cómo estos ejercicios se realizan siempre en los países de Europa del Este: Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Bulgaria, Rumanía…

Influencia de Estados Unidos en la vida política

Veamos solo un ejemplo, pero muy significativo. En el mismo período, en mayo de 2015, el embajador de Estados Unidos en Praga, el Sr. Shapiro, declaró públicamente que el presidente checo, Milos Zeman no debería ir a celebrar el final de la Segunda Guerra Mundial en Moscú. Esta declaración puso en marcha una discusión completamente absurda sobre el viaje previsto del Presidente de la República Checa, en la que se le dijo al gobierno que no apruebe la financiación para un vuelo a Moscú, y finalmente sucedió algo muy extraño: el presidente voló a Moscú, pero no estuvo presente en la ceremonia principal.

¿Es esto lo que los Embajadores de Estados Unidos están haciendo en sus países? ¿Sugerir  a su Presidente lo que debe hacer y cuáles visitas al extranjero son adecuadas?

Leyes sobre el servicio militar

En el mismo periodo, también comenzó a discutirse sobre enmiendas a las leyes relacionadas con el servicio militar, la necesidad de duplicar el presupuesto militar, cambiando el texto del juramento que los soldados checos hacen, de modo que ahora deban defender no solo la tierra, sino también a la OTAN. Cambios similares empezaron a ser discutidos al mismo tiempo por toda Europa del Este. Todo ello acompañado de una campaña en los medios de comunicación: informes en los principales noticieros de la tarde en la televisión, acerca de cómo las niñas también están interesadas en convertirse en soldados, cómo nuestro ejército necesita con urgencia modernizar los equipos, de modo sean totalmente funcionales y estén listos para protegernos…

En la República Checa ya se ha acordado una enmienda al reclutamiento militar, que será válida a partir de enero de 2017.

Gasto militar

Estados Unidos ha presionado enormemente a todos los países de Europa del Este para que cumplan el compromiso de la OTAN de destinar el 2% del PIB al gasto militar. Según las declaraciones hechas por cada uno de los gobiernos, parece que todos ellos incrementarán el gasto militar a 2% en el año 2020. En muchos casos, como en la República Checa, Hungría, Eslovaquia, significa duplicar el presupuesto militar, a pesar de que estas economías se enfrentan a graves dificultades con limitados recursos invertidos en el gasto social.

Es importante observar que el gasto militar de los países de la OTAN en 2015 fue de unos 1.000 millones de dólares. Eso es cerca de 11 veces lo que invirtió Rusia.

Armas en las escuelas primarias – “Preparando a los ciudadanos para la defensa nacional”

Otra de las actividades del Ministerio de Defensa y la Fuerza Armada Checa es un programa que se llama “Preparando a los ciudadanos para la defensa nacional”. En ese programa, los soldados visitan las escuelas a los niños de 10 a 15 años de edad, para promover el ejército. En estas visitas se enseña a los niños acerca de primeros auxilios básicos, protección química y varios tipos de armas, incluida la posibilidad de tocarlas y probarlas en la práctica…

¡Bueno, creo que las fotos hablan por sí mismas!

Conclusiones

Veamos ahora brevemente algunas de nuestras conclusiones, basadas en la experiencia directa.

Las tensiones entre los EE.UU. y Rusia están influyendo en la vida política y económica europea, y van creando un nuevo muro entre Europa oriental y occidental. En cuanto a la tendencia de los acontecimientos, parece que nos dirigimos inevitablemente a un empeoramiento del conflicto. Por desgracia, los gobiernos europeos occidentales no tienen una comprensión clara de lo que está pasando, y no hacen nada para promover la paz.

En el Este, aunque muchas personas no se dan cuenta o no quieren darse cuenta de ello, la atmósfera nos hace recordar los momentos en que un país se está preparando para la guerra. En esta región, EE.UU. está influyendo fuertemente en las decisiones de los gobiernos y en la imposición de una militarización de la sociedad. La gente está muy confundida y muy sensible a la propaganda que presenta a Rusia como un país determinado a reconstruir el antiguo imperio soviético. De hecho, la palabra “bolchevique” se utiliza de nuevo.

Observamos que, con el fin de crear una conciencia sobre las cuestiones de la paz y el diálogo, así como para tomar medidas en esta dirección, la información desempeña un papel central; pero basado en la experiencia, notamos que el sistema de información tiene un límite estructural. En pocas palabras: se publica aquello que se tiene interés en publicar. No hay ni puede haber ética cuando un pequeño grupo con el poder económico y político controla y maneja la información.

No estamos hablando de los periodistas. Los conocemos, hablamos con ellos y escuchamos sus quejas. Sabemos que son personas que tienen que seguir las directivas de sus jefes y que están preocupados por la posibilidad de perder sus puestos de trabajo. En pocas palabras, una situación muy alejada de las aspiraciones individuales y de las declaraciones oficiales sobre la ética profesional.

Consideramos a la no violencia activa como la única forma de salir. Tenemos que fortalecer todas las fuerzas progresistas políticas, sociales, culturales y religiosas, que apuntan a una democracia real y a la humanización. Desde un punto de vista mediático, vemos que la única opción es fortalecer y desarrollar medios de comunicación libres y genuinamente independientes. Esto necesitará del apoyo de todos, de los periodistas, quienes tendrán la oportunidad de hacer un trabajo moralmente válido; de las organizaciones sociales, que podrán tener un lugar para dar a conocer sus actividades; de todas las personas, que no recibirán información solo de un lado. La independencia del poder económico y el uso de diferentes formas de recaudación de fondos serán fundamentales.

En resumen, es importante criticar, pero aún más importante es comenzar a abrir espacios para los nuevos caminos que tenemos que seguir.
 

Ficnova 2014

Compartir en . . .

Síguenos en Facebook