Noticias
animado

Por Tony Robinson

El 2 de octubre es el día del nacimiento de Ghandi, y por una recomendación de India a la ONU, también es el Día Internacional de la No-Violencia.

Es una tremenda crítica a la sociedad global que debamos tener un día especial para conmemorar tal actitud y comportamiento de la moral suprema. Este concepto – la no-violencia – no es nuevo, ya que sus raíces se remontan al concepto de ahimsa, que significa “no dañar” y “compasión”, que es un principio central de religiones como el jainismo, el hinduismo y el budismo, y del que Gandhi era un gran fan.

Pero el concepto de la no-violencia no solo se encuentra como el principio central en estas tres religiones. Se puede encontrar en las principales religiones de todo el mundo y en el pensamiento secular.

No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo. (Buda)

Esta es la suma del deber: no hacer nada a los demás lo que te causaría dolor si te lo hicieran a ti, (Mahabharata, XIII: 114)

Haz a los demás lo que quieras que ellos te hagan a ti. (Mateo, 7:12)

Ninguno de vosotros creerá de verdad hasta que no quiera para su hermano lo que quiere para sí mismo. (Profeta Muhammad)

Lo que no deseas que otros te hagan a ti, no lo hagas a los demás. Esa es la ley; todo lo demás es comentario. (Talmud, Shabbat 31a)

En la felicidad y el sufrimiento, en la alegría y el dolor, debemos considerar a todas las criaturas como nosotros nos consideramos. (Mahavira)

No crees enemistad con nadie, ya que Dios está dentro de todos. (Guru Granth Sahib)

Bendito es el que prefiere a sus hermanos antes que a sí mismo. (Baha’u’llah, tablets of baha’u’llah, 71)

Cuanto tratas a los demás como quieres que te traten, te liberas. (Silo)

Si queremos resumir todas estas hermosas expresiones de la no-violencia en una frase, diríamos: “Trata a los demás como quieres ser tratado.” Esto también se conoce como la Regla de Oro, y hay cientos de variaciones de la misma a lo largo de la historia humana.

Sin embargo, con el fin de entender lo que es la no-violencia, también tenemos que entender qué es la violencia. Y para entender estos conceptos debemos comprender que ambos pueden ser experimentados por los seres humanos, ya sea que se aplique o se reciba la violencia o la no-violencia. Esta experiencia es registrada por los seres humanos y ese registro podemos definirlo como “la experiencia de la sensación producida por estímulos detectados por cualquiera de los sentidos internos o externos, incluyendo los recuerdos y la imaginación.”

Esto puede sonar muy teórico y algunos lectores ya habrán dejado de leer en este punto, pero es de vital importancia, ya que sin la comprensión de lo que es “registros”, una definición precisa de la violencia no es posible. Violencia es, en última instancia, lo que crea el dolor y el sufrimiento en los seres humanos. El dolor y el sufrimiento es registrado por el cuerpo y, por lo tanto, estos registros indican un estado de violencia.

Silo, el escritor argentino y guía espiritual, e inspiración de Pressenza misma, comprendió esto claramente, y nos explicaba:

Cuando la gente habla de la violencia, generalmente se refieren a la violencia física, la expresión más evidente de la agresión corporal. Otras formas de violencia, como la violencia económica, racial, religiosa, sexual, a veces pueden ser aplicadas con su carácter oculto; sin embargo, dan como resultado el sometimiento o esclavitud de la intención humana y la libertad. En los casos en que estas formas de violencia se ejercen abiertamente, luego también son a veces aplicadas a través de la coacción física. Toda forma de violencia tiene como correlato la discriminación. [1]

También escribió:

Denunciamos a la violencia como el problema fundamental en la actualidad. Todo conflicto individual y social se sustenta en una situación de violencia.

Distinguimos entre varias formas de violencia, y no nos estamos refiriendo solo a su forma más evidente: la violencia física, que encontramos en las guerras, en la tortura, en el terrorismo, en los asesinatos, asaltos, y en el castigo físico. También hay violencia económica, que se conoce como explotación. Está la violencia racial, que se conoce como discriminación y segregación. También hay violencia religiosa, conocida como fanatismo o intolerancia.

Y también hay una violencia psicológica, que comienza en la familia, que continúa siendo encontrada en la educación, y acaba poniendo a los jóvenes a dormir y convirtiéndolos en nihilistas. Esto, a su vez, abre un abismo entre las generaciones, y este abismo amenaza la estabilidad del individuo y la sociedad.

Así que no nos sorprendamos cuando alguien responda con violencia física, si lo hemos sometido a presiones psicológicas inhumanas o a las presiones de la explotación, discriminación o intolerancia. Y si esta respuesta nos sorprendiera, será porque somos una parte interesada de la injusticia (en cuyo caso nuestra “sorpresa” es también una mentira) o porque solo vemos los efectos sin darnos cuenta de las causas que determinan esta explosión. [2]

Así que, en este Día Internacional de la No-Violencia, tome algún tiempo para reflexionar sobre las fuentes del dolor y sufrimiento en su vida. Piense en ellas, estúdielas y busque una manera de cambiarlas. Usted no tiene que cambiar todo de una vez. Cambie una cosa a la vez. Si funciona, tome ánimos de ello y cambie la siguiente. Encuentre aquello que le causa dolor y sufrimiento, busque la raíz lo mejor que pueda, y haga algo para cambiarlo.

Para terminar, aquí va otra cita de Silo, de su libro “Humanizar la Tierra”:

He aquí mi pregunta: ¿a medida que la vida pasa, crece en ti la felicidad o el sufrimiento? No pidas que defina estas palabras. Responde de acuerdo a lo que sientes… Aun cuando sabio y poderoso, si no crece en ti y en quienes te rodean la felicidad y la libertad, rechazaré tu ejemplo. Acepta en cambio mi propuesta: sigue el modelo de aquello que nace, no de lo que camina hacia la muerte. Salta por encima de tu sufrimiento y entonces no crecerá el abismo sino la vida que hay en ti. [3]

La felicidad está indisolublemente ligada a la práctica de la no-violencia. ¡Feliz Día Internacional de la No-violencia! ¡Que la Fuerza de la No-violencia los acompañe a todos ustedes!

———————————————-

[1] Diccionario del Nuevo Humanismo.

[2] Charla escrita por Silo, y dada en Septiembre de 1982.

[3] Humanizar la Tierra.

Ficnova 2014

Compartir en . . .

Síguenos en Facebook