Noticias
animado

Primero fue en el pasado la Primavera Árabe, y ahora, mientras los movimientos no violentos en Ucrania, Tailandia, Brasil y en todo el mundo mantienen a la humanidad con la respiración contenida, el 18 de junio, dos activistas fueron honrados por su valentía y la utilización de metodologías no violentas en sus actividades, con los que defienden los derechos humanos y la justicia, así como a dos distinguidos científicos por sus importantes contribuciones en el campo de la resistencia civil.

Los premios James Lawson son designados y entregados por el mismo James Lawson en persona. Precursor del movimiento por los derechos civiles en América, lideró las manifestaciones de protesta en Nashville (1960) en contra de la segregación racial en las tiendas de comestibles, y llamó a Martin Luther King “el principal teórico y estratega de la no violencia en el mundo”.

Los cuatro premios Lawson son:

Yorm Bopha, de treinta años, líder de los derechos a la tierra en Camboya, quien lucha valientemente junto a su comunidad contra los desalojos forzosos impuestos por el gobierno camboyano. A raíz de su activismo no violento fue arrestada con cargos infundados, y durante sus 444 días de detención fue considerada por Amnistía Internacional como prisionera política especial. A pesar de las represalias por parte del gobierno, su determinación por la lucha no violenta no se ha detenido.

Kumi Naidoo, activista sudafricano por los derechos humanos y director internacional de Greenpeace desde 2009. Naidoo ha sido un organizador y activista en la lucha contra el apartheid en Sudáfrica. Como director de Greenpeace ha tomado, de manera personal, medidas audaces, fuertes y no violentas para proteger el medio ambiente. En 2011, Kumi y otro activista se subieron a una plataforma petrolera frente a las costas de Groenlandia, mientras la tripulación trataba de derribarlos con cañones de agua. De esta manera, Kumi convenció a la compañía petrolera escocesa Cairn a detener la extracción de petróleo y asegurarse de que exista un plan de emergencia en caso ocurriera un derrame del petróleo crudo.

Howard Clark, un pacifista radical, activista no violento a tiempo completo e investigador, fue presidente de la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG). Su trabajo y el de sus colegas de la IRG es apoyar a los activistas en todo el mundo y tomar acciones no violentas con el fin de lograr una paz justa y duradera. Habiendo fallecido en diciembre de 2013, fue su familia quien aceptó el premio.

Jacques Semelin, profesor de ciencias políticas en Sciences-Po en París (Centro Internacional para la investigación y el estudio) y reconocido investigador en el Centro Nacional de Investigación Científica, ha producido numerosas publicaciones sobre el uso de la resistencia civil en contra de las dictaduras, y las causas políticas de la violencia de los pueblos. Puede considerársele como el científico más importante del mundo para comprender cómo es posible utilizar la acción no violenta de los ciudadanos para contrarrestar a los que producen graves violaciones de los derechos humanos, así como varias atrocidades.

“Los ganadores de este premio demuestran cómo la gente común puede luchar contra la opresión, organizándose y movilizándose de manera no violencia para hacer valer sus derechos”, dijo Hardy Merriman, vicepresidente del Centro Internacional para la Resolución No violenta de Conflictos, que otorga el premio Lawson . “Cada uno de ellos ha enseñado a otros a ejercer presión sobre aquellos que tienen el poder en la sociedad, lo que demuestra que la resistencia civil es un arma eficaz que dará forma al futuro de la humanidad”.

El premio James Lawson fue entregado a las 12:30 horas en el Campus de la Universidad de Tufts. El evento también fue excepcionalmente transmitido en vivo por la web.

Traducido del alemán por Valentina Palmisano

Ficnova 2014

Compartir en . . .

Síguenos en Facebook